IBERLLOTA

¿Cómo conservo el jamón ibérico de bellota en verano?

¡Nuestro jamón ibérico de bellota! La pieza más delicada de nuestra cocina y un majar que nos gusta disfrutar en cualquier época del año. Pero, ¡ojo!, no olvides que es tan delicioso como delicado y su correcta conservación es crucial para que su irresistible sabor no se vea afectado.

Entonces, ¿cómo se supone que debo mantenerlo en estos meses extremeños tan calurosos? Desde Iberllota os lanzamos una serie de consejos para ello:

En primer lugar, busca una zona fresca y seca. A ser posible que no le de directamente la luz solar si no tenemos pensado consumirlo inmediatamente. Aunque… con un Iberllota en casa, ¡cualquiera se resiste!

Por otra parte, retira la maya o envoltorio que traiga. ¡El jamón necesita ventilarse y oxigenarse!

Una vez realizado el primer corte y degustado, ¡no tires la grasa que recubre el jamón! Esta servirá para cubrirlo y evitar que se reseque y deshidrate.

¿Y esto es todo? Espera… ¡tenemos más! Las finas y deliciosas lonchas de nuestro jamón no debe quedar expuestas al aire de manera prolongada. Por ello, procuraremos cortar únicamente la cantidad que vayas a consumir y en el momento justo de su consumo. ¡No llenes el ojo antes que la calabaza!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *