IBERLLOTA

ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 100€

5 Curiosidades sobre el jamón ibérico

Jamón-Ibérico-Extremadura

El jamón ibérico es el producto gastronómico por excelencia de nuestro país. Un producto de complicada elaboración debido al proceso de crianza de los cerdos y al extenso tiempo de maduración de cada pieza. Detrás de esta joya de la gastronomía española se esconden algunos secretos e interesantes datos de los que muy pocos son conocedores.

Hoy en el blog de Iberllota, queremos compartir con vosotros algunas curiosidades sobre jamón ibérico

Cómo reconocer un auténtico pata negra

Se le conoce así por el color de sus pezuñas, en los cerdos ibericos podemos apreciar un característico color negro en sus extremidades. Sin embargo, cuando tratamos de diferenciar un jamón de pata negra respecto a uno blanco, recomendamos poner especial atención en la zona del tobillo de la pata, ya que esta suele ser más alargada que la del resto. Puede ocurrir que algún ibérico no tenga la pezuña negra, pero es muy poco habitual.

El jamón ibérico siempre a temperatura ambiente

Al consumir el jamón en frío, no conseguimos apreciar todos los matices sensoriales que nos brinda este producto, lo ideal es consumirlo a temperatura ambiente. En caso del loncheado, si lo guardamos en la nevera, es importante sacarlo una hora antes de consumirlo para disfrutar de todo su sabor.

El jamón recién cortado es importante que se consuma en un periodo menor a 10 minutos, ya que tras ese tiempo el producto puede perder las propiedades que lo diferencian. Por esta razón, el jamón loncheado es envasado al vacío.

¿Es necesario utilizar un cubre jamón?

Cuando compramos un jamón debemos tener en cuenta que lo vamos a consumir, al menos, en un par de semanas. Para disfrutar de nuestra pieza al máximo, debemos impedir que se seque. 

Mantener su grado de humedad es fundamental para apreciar el aroma y los diferentes matices de cada loncha de principio a fin. Los cubre jamones cumplen la función de conservación para el mantenimiento del mismo, aunque otra opción para ello, consiste en tapar el jamón con papel film, y dejar encima un trapo limpio para que no le llegue luz, ya que esta acaba deteriorando sus propiedades. 

¿Por qué se cuelgan los jamones?

Colgar los jamones forma parte de su proceso de maduración, de esta manera favorecemos su ventilación. Además, eliminamos las grasas sobrantes y la humedad que puede estropear el increíble sabor del jamón ibérico.

Siempre debemos conservar su aroma, textura y sabor

Como hemos visto, el jamón ibérico requiere múltiples procesos de mantenimiento para poder disfrutar al máximo de su exquisito sabor. En Iberllota elaboramos y cuidamos nuestras piezas con el mayor cariño y dedicación, para que el producto llegue a nuestros clientes en óptimo estado de conservación. 

En nuestra web podrás encontrar la mejor selección de productos ibéricos elaborados en tierras extremeñas. Deleita a los tuyos con nuestros placeres Iberllota y disfruta del auténtico sabor de Extremadura en el paladar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *